ENVIOS GRATIS CON COMPRAS DE $600+

0

Tu carrito está vacío

2 translation missing: es.blogs.article.read_time

El ácido hialurónico es una sustancia que está en nuestro cuerpo de manera natural, ya que forma parte de numerosos tejidos y se encuentra en los órganos además  en los cartílagos y la piel.

A medida que envejecemos, la presencia de esta sustancia va desapareciendo cuantiosamente y es por esta razón que se  ha convertido en uno de los ingredientes más importantes de la cosmética actual.

Aplicaciones Cosméticas

Como es un componente natural de la dermis que capta el agua y aumenta el volumen de la piel hidratándola, en cosmética  se utiliza como hidratante y reconstituyente de la piel ya que ejerce en ella un efecto  protector y además es excelente para el antienvejecimiento.

El ácido hialurónico, cuando se aplica sobre las capas superficiales de la piel, forma un film transparente, viscoelástico y no-oclusivo que aporta hidratación y elasticidad.

Características del ácido hialurónico

  • Se encuentra en la piel, en articulaciones y cartílagos de humanos y animales.
  • Realiza un papel relevante en el mantenimiento y la hidratación de la estructura cutánea de nuestro cuerpo.
  • Promueve la cicatrización, mediante la estimulación del sistema inmune.
  • Muestra la propiedad de contener grandes cantidades de agua.
  • La cantidad de ácido hialurónico presente en la piel, es decir, el nivel de hidratación y la elasticidad varían según  la edad, al envejecer los niveles de este ácido disminuye y aparecen las primeras marcas de la vejez en la piel (arrugas) y en las articulaciones.

Según su Peso Molecular (PM) aporta distintos efectos a nuestra piel:

Ácido Hialurónico de Bajo PM: 


Tiene mayor capacidad de penetración en la piel. Una vez en el interior actúa reteniendo las moléculas de agua de la dermis aumentando así la hidratación, la flexibilidad y el grosor de la piel, alisándola y rellenando las arrugas desde el interior.

Ácido Hialurónico de Alto PM: 

Por su poder hidratante y filmógeno no oclusivo, actúa en las capas más superficiales de la piel proporcionando una hidratación a largo plazo, aportándole flexibilidad y evitando las descamaciones.

 

Otros usos importantes del ácido hialurónico:

Estética:

Para relleno de arrugas y/o aumento de volumen con infiltraciones en labios, pómulos, etc; estimulando además la producción de colágeno en la piel.

Complemento nutricional:

Se encuentra disponible en tabletas, cápsulas (solo o con otros activos ) etc; con la finalidad de conseguir un efecto antiarrugas. También se han obtenido buenos resultados en tratamientos para las articulaciones con osteoartritis.

Uso terapéutico:

Como sustituyente del líquido sinovial que se pierde en las artroscopias, en odontología para implantes y rellenos, mejora en las artrosis de rodilla etc;

Medicina deportiva:

Para acelerar los tiempos de recuperación relacionados con lesiones donde hay esguinces en tobillos, rodillas etc;